/?a=164878
Jaja.cl
No es lo que parece, es mucho más...

Clinica de desintoxicacion
| Categorías | Lugares de Chile

Publica Avisos GRATIS

Y llegamos a ser súper abuelos
El tiempo va pasando muy rápido...


Y llegamos a ser abuelos…
José Toro García
Portoviejo, Ecuador
Desde las últimas décadas del siglo pasado percibimos que la sociedad “vive más de prisa, que pronto se va tan lejos” y de repente dejamos de ser una rama filial del árbol familiar para convertirnos en tronco de una tercera generación. Ser abuelo no es una elección: de repente el hijo desea casarse o la hija tiene que hacerlo, y en poco tiempo nos convertimos en abuelos enternecidos y orgullosos de enviar, a través de ellos, nuestros genes hacia nuevos descendientes.
A diferencia de otras épocas, los abuelos de hoy empezamos a serlo a edades insospechadas para los de la mitad del siglo pasado: el perfil del abuelo de antaño era el de un anciano de cabello blanco, encorvado, que arrastraba los pies al caminar, con pocos dientes en su boca y casi sin ánimo; las abuelas descansaban en las perezosas mientras tejían o se desplazaban por la cocina preparando las comidas del día y un pastel al inicio de la tarde, y los abuelos en su hamaca leyendo el periódico y escuchando la radio; pero eran tenidos como patriarcas, casi como sabios.
En los jóvenes actuales estas figuras corresponden quizás a los bisabuelos: simpáticos y consentidores pero un poco fuera de onda.  Sin embargo, muchos de los abuelos de hoy lo son incluso a la mitad del camino entre los treinta y cuarenta, no quieren que se los llame abuelos, visten jean, camisetas, bailan reguetón, estudian en la universidad, navegan en internet y tienen su espacio en facebook. A pesar de su “temprana” edad, constituyen un eslabón fundamental en la formación de sus nietos que ven en ellos a alguien que los quiere, escucha, comprende, protege y que los consiente.
El afecto especial que se desarrolla en la relación con los nietos y ante situación económica actual que lleva a ambos padres a trabajar fuera de casa y dejar a sus hijos en manos de sus abuelos, en muchos casos lleva a estos a asumir la responsabilidad de educar a los nietos, tarea que recae fundamentalmente en los padres pero que no excluye que al consentirlos, primera tarea de los abuelos, se les de normas de comportamiento que guiarán su vida. Pero que no se convierta en obligación lo que se hace con gusto a fin de no perder el encanto.
Si bien los abuelos constituyen las raíces que las nuevas generaciones necesitan para crecer, la relación con los nietos beneficia también a aquellos ya que reciben nuevas energías y alegrías para vivir sin anclarse en el pasado, aprenden con ellos, los estimulan a actualizarse en informática hasta para conocer los juegos y expresiones de los nietos, viven con la alegría de verlos crecer lo que les da nuevos deseos de vivir con lo que mejora su calidad de vida, su autoestima, su ternura y hasta su inocencia.


mcc de colores


Inicio » Región de O´higgins » Requínoa » Ciudadanos del mundo / Jueves 23 de Julio del año 2020 / 15:22 Horas.


recordando la frase de mi amiga
Los años pasan y aún la recuerdo
rancagua cierre de calles, para tener en cuenta
Lunes a sabado
a mis niestos no los puedo abrazar
Entonces me dibujan y acompañan en pandemia
un poema siempre actual
Apenas del pero siempre actual
recordando a los buenos amigos
Es que estamos recordando un nuevo aniversario
adivina buen adivinador la nini con nosotros
La nini nos acompaña en tiempos de soledad
agosto los libros invernales
Leer mas del diez por ciento
recordando el chirimoyo invernal
Ayer pensamos trabajamos y soñamos por un mundo mejor
disfruta ahora tus hijos pequeños
Van creciendo rapido
la abuelita corazón
Siempre habrá amor en el corazón de abuela!
bono invierno y datos
Siempre hay un beneficio
alos bueno libros de junio en plena epidemia
Incluso algunos de ellos son peliculas


Se ha visualizado 183 veces

Servicios por categorias - Publicar Avisos gratis por internet


JaJa.cl No es lo que parece, es mucho más nfositegmail.com| Powered by Tecnologia Rie



0.0535778999329