/?a=9284
Jaja.cl
No es lo que parece, es mucho más...

Nuevos Codigos de area Chile 2013
| Categorías | Lugares de Chile

Publica Avisos GRATIS

Las medialunas de Chile El rodeo Media luna
El rodeo chileno El Champion Historia Origen El corral Los jinetes La reglamentación ...

EL RODEO Y LAS MEDIALUNAS

El rodeo chileno nace con la patria misma. Su principal impulsor fue el gobernador don García Hurtado de Mendoza. Era un oficial de caballería altamente capacitado en adiestramiento y juegos de destreza. Era, además, un gran admirador del arte ecuestre moro.

En la época en que gobernó Hurtado de Mendoza, como es natural, los campos no estaban cercados lo que provocaba dispersión por cerros y montañas del escaso ganado que existía. Para reunirlo, marcarlo y separarlo ordenó que se efectuaren rodeos que se realizaban en la Plaza de Armas durante los días 24 y 25 de Julio, fiesta del apóstol Santiago, patrono de la ciudad.

Posteriormente y en cumplimiento de una ordenanza del Cabildo de Santiago, se dispuso obligar a ese rodeo. Aunque el escenario fue el mismo, la fecha se fijó para el día 7 de Octubre, día de San Marcos. El objetivo era el mismo, pero ya se exigió que los jinetes mediante la conducción de caballos extraordinariamente adiestrados, los trasladaren a los diferentes corrales.

Así se fue forjando el huaso y su caballo, así se fue forjando una actividad que era mezcla de faena agrícola y deporte. Así nació el único deporte que es auténticamente criollo.

A fines del siglo XVII ya el rodeo comienza a reglamentarse. La pista en que se separa el ganado pasa a ser rectangular. Tiene una longitud de más o menos 75 metros. Los jinetes retiran los animales de su propiedad de corrales adyacentes y ya en la pista central deben demostrar su habilidad para conducirlos a los suyos sin la intervención de otros. Toda esa acción está sujeta a normas claramente determinadas que permiten apreciar la conducción y la destreza del caballo. Se produce un avance técnico de grandes proyecciones. Y lo principal: nace un deporte huaso. Testimonio de que es así es que los jinetes más capacitados son objeto de grandes honores.

En 1860 se impone definitivamente "la medialuna". El corral deja de ser rectangular y pasa a transformarse en una circunferencia. Se crea el apiñadero dentro de esa circunferencia. En ese pequeño corral se encierran treinta o más cabezas de ganado. Cada pareja debe sacar el ganado de su marca sin otra ayuda que su habilidad. En términos generales puede decirse que desde hace poco más de un siglo se corre en forma muy similar a la actual. Surgen las quinchas donde debe realizarse la atajada. Dos banderas enmarcan el espacio en que deben efectuarse. Ya se aprueba o reprueba una atajada; ya se otorgan puntos buenos o malos por la labor cumplida en una faena que se exige sea completa.

Es necesario hacer un paréntesis; es necesario decir que desde la época de Hurtado de Mendoza ya se premiaba a los jinetes más avezados en adiestramiento o en lo que hoy denominamos movimiento a la rienda. De ahí, seguramente, es que todos los equitadores del mundo afirmen que el huaso es dueño de una escuela de equitación propia. Los años y el medio fueron transformando esos conocimientos de siglos en algo que es característico del jinete del campo de Chile.

Siempre la caballería huasa fue decisiva en la historia del país. Lautaro, el primer gran huaso, al deshacer el mito que hombre y caballo eran un todo, entregó a los araucanos un arma de combate de inapreciable importancia para la época. Debe reconocérsele como un soberbio impulsor del jinete de campo. Ya en la etapa de la Independencia la casi totalidad de los próceres eran oficiales de caballería y llegaron a esa arma dotados de grandes atributos adquiridos en la práctica de juegos ecuestres huasos. O’Higgins, se vino abriendo historia en su manco corralero adiestrado en su fundo denominado "Canteras", ubicado en las proximidades de la ciudad de Los Angeles. El inmortal Buenas conformó su batallón de lanza y machete con sus propios vaqueros y capataces andinos.

Si, siempre la caballería huasa fue decisiva en la historia del país. Y tendrá que seguir siéndolo mientras haya un macizo andino, una zona austral, mientras mantenga su topografía. Nuestra loca geografía ofrece infinidad de puntos inaccesibles a los elementos motorizados. Nieve, risqueríos, pantanos, por no citar muchísimos otros obstáculos naturales, requerirán siempre del hombre y su caballo.

Y esa caballería sin regimientos, sin escuadrones, está siempre de guardia y la integran más de 40.000 huasos que son auténticos herederos de aquellos de lanza y machete. Son los jinetes del rodeo chileno.

En el año 1927, durante el gobierno del General Sr. Carlos Ibáñez del Campo, un huaso soldado o un soldado huaso, se dicta la ley que legisla acerca de la reglamentación de las Corridas de Vacas. El rodeo queda bajo el control de la Dirección de Fomento Equino y Remonta. Se hace obligatorio que en todo rodeo oficial se corran dos series exclusivas para reproductores de fina sangre chilena, calidad que se determina a través de la inscripción de ellos en los Registros Genealógicos a cargo de la Sociedad Nacional de Agricultura. Esa ley constituyó el gran dique de contención para evitar que a través del mestizaje desapareciera una raza caballar que ya era orgullo de Chile.

En 1946, se da otro paso trascendental. Un grupo de visionarios forma la Asociación de Criadores de Caballares. Su objetivo fundamental era reglamentar en forma clara y precisa la crianza del caballo de fina sangre chilena; difundir y controlar el rodeo chileno. Fue su primer presidente don Alberto Echeñique Domínguez, un extraordinario deportista y excepcional criador.

Por quince años la Asociación de Criadores de Caballares dirigió el rodeo chileno. Quince años que representaron una renovación total del deporte criollo y en que se le dio sólida organización a través de todo el país. Paralelamente controló y fomentó los grandes criaderos e impulsó las exposiciones en que el caballo chileno constituyó la principal atracción.

En esos quince años de admirable labor la Asociación tuvo por presidente a los Señores Alberto Echeñique, Guillermo Aguirre Ureta, Juan Luis Urrutia Prieto y Fernando Hurtado Echeñique.

Correspondió, por tanto, a esa organización la iniciativa de efectuar Campeonatos Nacionales de Rodeo.

La Federación del Rodeo Chileno, nace el 22 de mayo de 1961. Su personalidad Jurídica data del 26 de septiembre del mismo año, refrendada por el Decreto Nº4.008, que lleva la firma de S.E. don Jorge Alessandri Rodríguez.

La fundación de la Federación del Rodeo Chileno, no fue el producto de una escisión en la Asociación de Criadores de Caballares. Muy por lo contrario, nació impulsada por ésta que interpretó la necesidad de que el rodeo fuere un gran deporte nacional. De que es así, lo demuestra el hecho de que puso al servicio de la federación el total de sus recursos económicos, y, lo que es principal, la experiencia y solvencia moral de sus mejores hombres.

Hoy la Asociación de Criadores de Caballares, vive una etapa de reestructuración. Vuelve a la lucha con renovados entusiasmos consciente de que le corresponde una tremenda tarea para reconstruir los criaderos de fina sangre chilena arrasados por el vendaval político. Ha tomado su dirección un criador de indiscutible prestigio nacional e internacional, don Alberto Araya Gómez.

El rodeo debió vencer innumerables obstáculos para llegar a ser legitimado como deporta nacional. Logró serlo el 10 de enero de 1962, por oficio Nº269 del Consejo Nacional de Deportes y Comité Olímpico de Chile.

Hoy ese organismo lo estima como un ejemplo de deporte organizado y lo ubica entre los tres primeros del país por el número de cultores y por el número de espectadores que concurren a presenciar sus torneos.

El rodeo como ayer, como siempre, se extiende a los cuatro puntos cardinales de nuestro territorio. Cuenta con 21 asociaciones y 185 clubes. Ese eslabón une Arica con Magallanes y consolida la chilenidad en la región austral del país. Aysén, Palena y Magallanes, hasta donde hace diez años se enseñoreaba un sus campos el gaucho y todo lo que le es característico, es hoy tierra tan huasa como la colchagüina o curicana.

Correspondió la tarea de concretar la decisión de constituirlo en deporte nacional, al directorio presidido por don Fernando Hurtado Echeñique, un gran señor del rodeo y que hoy puede sentirse orgulloso de su obra. Le secundó de manera muy efectiva don Raúl Pavez Romero, quién puso al servicio del rodeo toda la capacidad y experiencia recogida como dirigente de otros deportes. Y no puede olvidarse –de ninguna manera- a dos oficiales de ejército que por largos meses de trámites hicieron suya la causa, los coroneles señores Santiago Polanco Muñoz y Raúl Mosqueira Chaparro.

En la misma línea de acción prosiguieron los hombres que sucedieron en la presidencia al Sr. Hurtado, Gonzalo Pérez Llona y jorge Lasserre Lafontaine.

La reglamentación del rodeo es severa, drástica, pero esencialmente democrática. Sus reglamentos han sido profusamente difundidos, tanto que es difícil que un jinete huaso no los conozca. Su norma más exigente es la que hace referencia a la mantención del caballo de fina sangre chilena. Lo es, porque esa raza es única en el mundo; lo es, porque cualquier mestizaje desvirtúa no sólo sus aptitudes de trabajo, sino también las deportivas. El caballo chileno es de una inteligencia fabulosa y poseedor de una incomparable mansedumbre. No cabe duda, sin embargo, que su atributo máximo es la resistencia para afrontar cualquier suerte de esfuerzos. Jamás los chilenos podrán olvidar cómo sorteó los más diversos climas y se sometió a las más increíbles privaciones en aquella hazaña épica que constituyó cruzar airoso el desierto de Atacama y empinarse posteriormente sobre las Altas Sierras del Perú. ¿Podría sustituirse una raza caballar de tan excepcionales condiciones?

El rodeo es el deporte del huaso. Sin incurrir en ninguna clase de exageración puede afirmarse que es su único deporte. Y seguirá siéndolo. Sería tarea demasiado larga señalar que infinitas razones justifican que lo sea.

Huaso, chamanto, espuelas, rodeo, cueca, son símbolos de chilenidad. Símbolos en imagen, música, literatura, arte, pintura y artesanía. Símbolos que jamás Chile puede perder.

Todos esos símbolos entran en juego en el rodeo, porque rodeo es sinónimo de chilenidad. Y porque lo es, cuanto a él se refiera concita el interés de todo extranjero que visita el país.

El rodeo dispone de poco más de doscientas medialunas oficiales. Dispone además de aproximadamente quinientas de orden particular. Todas esas medialunas han sido construidas con el esfuerzo de los propios aficionados. Pero sólo son las menos aquellas que pueden estimarse buenas, y con capacidad para recibir a todo el público que desea presenciar las corridas. Puede afirmarse que si esas medialunas tuvieren cuatro veces su capacidad, aún serían insuficientes. Y que otras, lamentablemente las más, necesitan de importantes reparaciones, las que no se pueden ejecutar por el elevado costo que representa.

Todos los deportes que se practican en Chile, de una manera u otra, han recibido ayuda estatal para construir gimnasios, estadios; todos, de una manera u otra, han recibido subvenciones especiales para concurrir a eventos internacionales. ¿Por qué el rodeo, el único deporte auténticamente criollo, no puede recibir un apoyo similar?

El rodeo, deporte cien por ciento amateur –que jamás encubrió ese amateurismo bajo lo que se denomina "profesionalismo marrón"- necesita comprensión para seguir acrecentando su avance arrollador. Precisa de claras y definidas facilidades para la obtención del ganado vacuno que requiere para realizar sus torneos. No se trata de obsequirle el ganado; se trata, simplemente de que se le facilite o se le otorgue créditos para adquirirlo. El se encargará de transportarlo, brindarle excelente talaje y devolverlo en excelentes condiciones.

¿Qué el rodeo no concurre a campeonatos sudamericanos, panamericanos y mucho menos a olimpíadas? Efectivo. Pero realiza una labor más trascendental: lleva el deporte hasta los lugares más inaccesibles. Hace posible que el hombre que entrega su vida a extraer la riqueza de la tierra, disfrute de la expansión que de mayor manera le satisface. ¡Y cuánto precisa de expansión y del deporte! Miles y miles de sus cultores, trabajan por engrandecer a Chile en parajes hasta donde no llega la radio, televisión, cine, prensa y en los que no es dable la práctica de otros deportes. ¿No se pregona que el huaso es símbolo de chilenidad? Y si afectivamente se le estima como símbolo, ¿es exagerado que pretenda colaboración para mejorar sus campos deportivos? ¿Puede ser exagerada su pretensión cuando en muchos casos es la única, la máxima fiesta, en aldeas, villorios, pequeños pueblecitos o campos ubicados en lugares que apenas son un punto en nuestra loca geografía?


http://www.tierradegauchos.com/Chile/Rodeo.htm


Inicio » Región de Coquimbo » Guanaqueros » Clasificados / Jueves 07 de Junio del año 2007 / 15:28 Horas.


Foro de Opinión: Las medialunas de Chile El rodeo Media luna

 1..1 de 1 Opiniones
que triste q digan q en la patagonia chilena andan huasos Andres Andres
An
[8/10/2009] 20:39 Hrs.


estanterias metalicas para bodegas
Racks para almacenaje estanterias moviles full space
la casa del botiquin minero masson independencia santia
Pertigas mineras americanas pies, pies+iva
copa del mundo kits equipaciones de fútbol
Camisetas equipos de futbol baratas, equipaciones futbol baratas, equipaciones
oferta de servicios financieros(préstamos personales)
Oferta de prestamo
paginas web profesionales quinta región
El mejor posicionamiento seo en google
show de danza arabe para matrimonios, cumpleaños y fiestas e
Naíma y shams, odaliscas profesionales
cumpleaños spa a domicilio para niñas¡¡¡
Spa de niñas, cumpleaños, eventos, karaoke de violetta
tienda de ropa oportunidad metro manuel montt
Boutique funcionando con equipamiento, manequís, y patente al día
mobiliario para fiestas y ferias arriendo de carpas
Carpas toldos calefaccion pistas de baile cubrepisos ang gold eventos
músicos en vivo para eventos y matrimonios, santiago
Servicios para producción de eventos
cantantes en santiago para boda civil y religiosa
Amplio repertorio clásico y popular
alquiler de carpas para bodas,carpas para banquetes
Fabricación de carpas

Servicios por categorias - Publicar Avisos gratis por internet


JaJa.cl No es lo que parece, es mucho más nfositegmail.com| Powered by Tecnologia Rie |


0.061271905899