/?a=5560
Jaja.cl
No es lo que parece, es mucho más...

Clinica de desintoxicacion
| Categorías | Lugares de Chile

Publica Avisos GRATIS

Rockero no quiere decir llevar el pelo largo
Para ser rockero no hace falta tocar guitarra. Basta con tener actitud. ...


Le gustan las chaquetas de cotelé y no tiene barba, pero lleva patillas largas peinadas hacia delante. Su lugar favorito de todo el mundo es la sala SCD y es fanático de Los Bunkers. Su nombre es Felipe Contreras, tiene cinco años recién cumplidos, y un fotologque lo convirtió en el fan número uno de la banda penquista. Uno que descubrimosen el lanzamiento de “Vida de Perros”.

Felipe, alias Felipe Bunkerito, no tiene los mismos gustos que sus compañeros de jardín infantil. Mientras los otros niños tienen tortas de cumpleaños con formas de ratón gringo o de monos japoneses, la de Felipito es una guitarra de bizcocho y merengue. Cuando le toca exponer en clases no habla sobre futbolistas y dinosaurios, sino sobre los Beatles o The Kinks. No es raro entonces que Felipito pase más tiempo viendo Vía X o MTV que el Cartoon Network. De hecho, así fue como descubrió a sus ídolos.

“El video de Miño le gatilló la locura por los Bunkers”, cuenta Ivonne, su mamá. “Yo ni los conocía. Yo escuchaba a Led Zeppelín y a Guns’n Roses, pero por Felipito he empezado a comprar los discos de Los Bunkers, los Beatles y De Saloon”.

La primera vez que Felipe vio a los Bunkers fue en la sala SCD. La canción que más le gustó fue el cover de Violeta Parra, “Gracias a la vida”. Desde entonces cada vez que los Bunkers aparecen en vivo Felipito está ahí para alentarlos y rendirle tributo a sus ídolos, guitarra de palo al hombro. Ahora en las tocatas la gente lo reconoce y le saca fotos. Felipe dice que cuando grande va a ser rockero. O por lo menos famoso. Pero no como Nelson Mauri, sino como Mauricio Durán. Aún tenemos futuro.

 

Casi famoso

Weón Under es como la Julita Astaburuaga de las tocatas nacionales. Un socialité de fiestas que no aparecen en las páginas sociales. Weón Under es un tipo que podría ser primo del Divino Anticristo o hermano del Party Boy del barrio República.

Le dicen James pero se llama Jaime. En la cabeza tiene una ensalada de mechones rulientos y un bolón dorado le cuelga del lóbulo izquierdo. Weón Under es artista, pero ya casi no pinta, ahora se dedica a bordar lienzos como si estuviera haciendo graffitis. La gente piensa que es dealer y que está loco. También que fue skater y que ahora es un matón cuico que quiere pasar por “flaite”. Lo que sí es cierto es que estuvo en el pabellón uno de la Penitenciaría, por robarse unas botellas de vodka y unos quesos en un Supermercado, y que hizo pedazos el auto de su viejo cuando agarró una rotonda a 180 km/h. El resto de lo que puedas escuchar de él, es puro mito.

James llega a los mejores eventos casi sin gastar un peso: bailó gratis en Creamfields, pagó cinco lucas por The White Stripes, una mina que no conocía le regaló una entrada para Kraftwerk, escuchó a Cerati en el entretecho del Espacio Riesco y terminó en el V.I.P, entró gratis a los últimos dos SUE (donde lo conocimos) y es habitué de La Batuta, el Living del Cine Arte Alameda, y de una larga lista de antros que sirven para lanzar discos y armar tocatas universitarias. No es difícil reconocerlo entre el público: es ese tipo alto y flaco que se ríe como Spud,el de Trainspotting.

Su gran salto a la "fama" lo tuvo en el concierto de The Strokes: después de colarse al Víctor Jara y escapar de los guardias, llegó a dos metros de Julian Casablanca. Entonces se encaramó sobre unos amplificadores y subió al escenario. Por segundos, cientos de personas lo ovacionaron como si fuera uno más de la banda. Y entonces, justo cuando dos gorilas se le venían encima, James se tiró un piquero sobre el público. Al caer, la gente que no se corrió, lo atajó como si fuera un rock star de verdad.

Ahora Weón Under es amigo de Jiminelson,Tío Luchoy otras bandas. Lo reconocen en la calle y hablan de él en blogs. La gente lo saluda, le meten conversa y escuchan sus chistes. A veces incluso lo dejan entrar gratis a los carretes. Y todo porque toparse con él, es casi como tropezar con un mito viviente. Porque cuando ni los rockeros son tan rockeros, ni los famosos tan famosos, basta con parecer estrella para que la gente crea que eres una de verdad.

 

David y Goliath

Los críticos de rock suelen ser tipos enamorados de lo que escriben, personas que evalúan la música que hacen otros y tratan de convertirse en jueces. Y aunque no todos los críticos tratan a los grupos como carniceros dentro de una fiambrería, la mayoría se cree más inteligente que las bandas que critican. Son algo así como los académicos del rock’n roll. Y como a nadie le caen muy bien los sermones, se entiende que los músicos no los vean como sus mejores amigos.

Pero todo eso no corre cuando se trata de David Ponce: “Sabe de lo que habla” (Perrosky),“El mejor referente de la escena nacional”(Alamedas) y “Siempre está en todas”, dicen a coro un montón de bandas. David no se pierde tocata alguna. Va a todos los conciertos religiosamente. Incluso para Tsunamis,Ganjas,Familea Miranda,Ramírez!y Tío Lucho, es el único de todos los periodistas musicales, que escucha en vivo las banda sobre las que escribe. Uno de los pocos que cree sinceramente que una tocata es el mejor carrete que puedes conseguir por dos lucas. Y por eso aparece en los agradecimientos de casi todos los discos del indie chileno.

“David rinde testimonio. Esa es su pega y sabe cómo hacerla”, dice Alejandro Gómez de Alamedas. “Además va a todas las tocatas. Por eso lo aprecio y le tengo afecto, pero no me tomaría una chela con él. Tenemos una relación de respeto mutuo”. Para Gómez el periodismo y el rock deben ir de la mano. Trabajar juntos simbióticamente, en vez de parasitar entre sí. Él cree que “la escena funciona por la comunión de ambos”. Como si los periodistas fueran evangelizadores cuya tarea es escribir la Biblia del rock, inspirados por las bandas.

“No creo que valga la pena destruir una banda porque su primer disco no esté bueno. Puedes hacer pedazos el último de Ramazzotti si está malo, pero cagarte porque sí a bandas que están surgiendo no tiene mucho sentido”, dice David. Lo que pasa es que en sus notas, simplemente te cuenta lo que pasa sobre el escenario. Va a las tocatas, escucha y escribe. Sus notas son fieles instantáneas de lo que está sonando. No te dice si la banda es buena o mala, si te va a gustar o no. Simplemente intenta reproducir con palabras lo que otros hacen con sus instrumentos.


felipe
http://www.zona.cl/historicos/2005/12/30/Musica.asp



Inicio » Región de O´higgins » Rincón del Abra » Ciudadanos del mundo / Domingo 18 de Febrero del año 2007 / 23:27 Horas.


los libros de enero
Pleno verano mucho que descubrir en estos tiempos
chatiquiquetk chat de alto hospicio
Chat iquique tk el chat de alto hospicio gratis
vaya tremendo humor que nos regaló quino
La vida en un resumen casi perfecto
el peligro tremendo del silencio
Siempre de cuidado mañana puede ser tarde
recordando la frase de mi amiga
Los años pasan y aún la recuerdo
rancagua cierre de calles, para tener en cuenta
Lunes a sabado
a mis niestos no los puedo abrazar
Entonces me dibujan y acompañan en pandemia
un poema siempre actual
Apenas del pero siempre actual
recordando a los buenos amigos
Es que estamos recordando un nuevo aniversario
adivina buen adivinador la nini con nosotros
La nini nos acompaña en tiempos de soledad
agosto los libros invernales
Leer mas del diez por ciento
recordando el chirimoyo invernal
Ayer pensamos trabajamos y soñamos por un mundo mejor


Se ha visualizado 5002 veces

Servicios por categorias - Publicar Avisos gratis por internet


JaJa.cl No es lo que parece, es mucho más nfositegmail.com| Powered by Tecnologia Rie



0.0693809986115