/?a=2179
Jaja.cl
No es lo que parece, es mucho más...

Clinica de desintoxicacion
| Categorías | Lugares de Chile

Publica Avisos GRATIS

Nopal Opuntia ficus-indica Miller Cactus Descripcion Uso Medicinal
astringente, y antidiarreico Composición Historia Origen Propiedades...


Nopal

(Opuntia ficus-indica Miller)

  • Sinonimia:

- Castellano: nopalera, higuera chumba, chumbera, higuera de Indias, higuera de pala, higuera de tuna, tuna.

- Portugués y gallego: figueira-da-india, figueira-da-barbária.

- Catalán: figuera de moro, figuera de pala, figuera de pic, figuerassa.

- Vasco: Indiapico.

El nopal que aquí describimos con el nombre de ficus-indica comprende diversas especies de los botánicos de nuestros tiempos, distintas unas de otras por caracteres que no apreciaron los antiguos, ni advierten muchas gentes del campo, ni reparan en ellos.

El nopal, por otro nombre chumbera, es aquella planta de aspecto tan extraño formado por unas a modo de palas engarzadas unas sobre otras por sus bordes. En toda la superficie de estas pencas, que son porciones del tronco aplanadas, nacen numerosas espinas como dispuestas al tresbolillo, unas más o menos alargadas y recias, otras, menudísimas, que se clavan en la carne sin sentirlo hasta que, después, duelen las manos por infinitos puntos.

Cuando las palas son pequeñas y tiernecitas, en el mismo lugar en que más tarde se desarrollan las espinas y espinitas, nacen las verdaderas hojas del nopal, que son muy menudas, angostas y de vida efímera, las cuales acaban secándose y desprendiéndose. Las flores surgen asimismo sobre las palas, mayormente en sus bordes, y sobre el fruto incipiente, coronándolo.

Tienen el cáliz de muchas hojuelas verdosas, los sépalos, y la corola también con numerosos pétalos amarillos o rojizos.

Cuando el fruto llega a sazón, tanto los sépalos como los pétalos se han desprendido, y en lo alto de él quedan un disco y las cicatrices que dejaron las piezas florales al soltarse. Como las palas, los frutos están armados de espinitas, tormento de los incautos que pretenden cogerlos sin precaución. Maduros, se vuelven de color vinoso o rojizo, y son muy jugosos, dulzainos, de sabor soso o más o menos perfumado, según las estirpes, pero en todo caso con muchas semillas.

Florece y fructifica en verano.

Se cría asilvestrada en las laderas soleadas de las comarcas poco frías, de preferencia en las del litoral mediterráneo y en las del sur de la Península.

Chumbera o nopal, con un fruto inmaturo y una pala cortada.

  • Composición

Las palas, recién cogidas, contienen más del 90 % de agua, que fluye a gotas cuando se cortan de través, convertida en mucilago por los hidratos de carbono que se hinchan en su seno. El jugo de los frutos contiene hasta el 11,2 % de azúcar y 6,75 % de materias nitrogenadas, con ácidos orgánicos (0,10 %), etc., y materia colorante roja o anaranjada.

  • Uso Medicinal del nopal

Uso y virtudes del nopal (Opuntia ficus-indica Miller)

En Medicina popular, el fruto se considera se usa como astringente, y antidiarreico. Las palas, frescas, y calentadas, son emolientes.

Los frutos, mondados, se comen a pasto, cuantos se quieran, para trabar el vientre. Como postre, es mejor aprovechar el jugo endulzado, que se prepara de la siguiente manera: pelados, los higos chumbos se cortan a rodajas, se colocan en una vasija y se cubren de azúcar por la noche. A la mañana siguiente, se ha formado por sí solo un jarabe excelente, más o menos aromoso según la calidad de los chumbos.

Este zumo se pasa a través de un colador metálico capaz de retener las simientes, y se toma bien frío. Es muy agradable cuando se mezcla con plátanos o bananas cortados en rodajuelas. Este mismo jugo, tomado caliente, es fama que ablanda la tos.

Hay quien prepara un jarabe semejante con las palas de la chumbera, que, partidas en segmentos delgados, se recubren de azúcar terciada o morena. Otros, finalmente, utilizan las flores de esta planta, que hierven en agua, frescas o desecadas, a razón de media docena de flores por 0,25 l. de agua. Colado el cocimiento, se añade azúcar al agua, cuanta se quiera, hasta formar un jarabito claro, que se da a cucharaditas a los niños, y a vasos a las personas mayores, siempre bien caliente, para ablandar y quitar la tos.

Es creencia popular que el jarabito que se forma de las palas partidas, con azúcar, sana rápidamente la erisipela cuando, empapando un lienzo de algodón doblado varias veces, se aplica bien caliente sobre la piel inflamada; como suelen decir en Cataluña, és oli en un llum.

Las palas, calentadas en un horno o al rescoldo, y partidas en dos pencas a lo largo se aplican a guisa de cataplasma donde sea menester proporcionar al cuerpo calor húmedo, a tan elevada temperatura como se pueda resistir, bien cubierta la pala o la penca, después de sujetarla con una venda, con un buen paño de lana. La pala, "cuando es mollar (decía Ana María de Carpena, en "Destino", de 16 de octubre de 1954), sirve de mucho calentándola un poco y aplicándola al dolor más fuerte que haya; algunos dicen que con su baba lo quita al vuelo".

Las palas no sólo quitan el dolor, por ejemplo, el de costado "por razón de flatos o de frialdad" (Experiencias, del "Tesoro de Pobres"), sino que son buenas para diversas hinchazones que es mejor que se revienten".

Históricamente

En sus extensos comentarios a la higuera común, Andrés de Laguna se refiere a esta planta americana en 1570:

De pocos años acá se halla en Italia una planta llamada higuera de la India, la cual, en lugar de ramos, produce a manera de palas, unas hojas muy anchas y gruesas, encaramadas y enjeridas unas sobre otras, y, por toda su redondez armadas de subtiles espinas. El fructo de aquesta planta es a manera de breva, muy dulce y muy desabrido.

Son pegajosas las hojas, y en el sabor se parecen a la mayor siempreviva; por donde juzgo que son frías y húmedas. Hállase por la experiencia que admirablemente sueldan las recientes heridas. Quieren algunos decir que aquesta suerte de árbol es la pala de Plinio, lo cual yo no oso afirmar. Los que comieron algún higo de la tal planta, echan luego la orina más roja que la purísima sangre, y ansí conciben temor muy grande por no conocer la causa del accidente.

De tal incidente ya nos había hablado Fernández de Oviedo muchos años antes, al tratar De la Natural Historia de las Indias:

Hay unas plantas salvajes que se nacen por los campos, y yo no las he visto sino en la Isla Española, aunque en otras islas y partes de las Indias las hay. Llámanse tunas, y nascen de unos cardos muy espinosos, y echan esta fruta que llaman tunas, que parescen brevas o higos de los largos, y tienen unas coronillas como las níspolas, y de dentro son muy coloradas, y tienen granillos de la manera que los higos; y así es la corteza de ella como la del higo, y son de buen gusto, y hay los campos llenos en muchas partes.

Después que se comen tres o cuatro de ellas (y mejor comiendo más cantidad), si el que las ha comido se para a orinar, echa la orina ni más ni menos que verdadera sangre, y en tal manera, que a mi me ha acaescido la primera vez que las comí, y desde a una hora quise hacer aguas (a lo cual esta fruta mucho incita), que como vi la color de la orina, me puso en tanta sospecha de mi salud, que quedé como atónito y espantado, pensando que de otra causa intrinseca o nueva dolencia me hobiese recrescido; y sin duda la imaginación me pudiera causár mucha pena, sino, que fui avisado de los que conmigo iban, y me dijeron la causa, porque eran personas más experimentadas y antiguas en la tierra.

En 1570, como hemos dicho, afirmaba Laguna que se hallaba la chumbera en Italia desde pocos años antes; tan pocos que Mattioli, en 1548, todavía no nos dice nada de esta especie. Pero por las riberas del Mediterráneo debió de propagarse con tal rapidez, que antes de 1764, fecha de la defunción de Quer, éste había podido consignar en sus escritos que la chumbera era ya muy común en las costas mediterráneas y en las del Océano, como en Cataluña, Valencia, Murcia y Andalucía, donde vegeta, añadía "como en patria propia, de tal manera que se forman árboles".

En cuanto a sus propiedades:

El fruto y las hojas (entiéndase, las palas) son las únicas partes que se usan: son refrigerantes, humectantes y buenas para templar las calenturas ardientes y calmar la sed. Los higos se venden en las plazas de las ciudades y lugares en donde se cría este vegetable.

Y prosigue refiriendo la misma historia de Fernández de Oviedo:

Algunos sujetos que ignoran el efecto de estos frutos suelen padecer no pequeños sustos comiendo muchos de ellos; porque dan a la orina color de sangre, y están en la creencia que orinan sangre, aunque no es más que el zumo rojo del fruto, que tintura este líquido del expresado color.

 


caroline C


Inicio » Región de Los Lagos » Puerto Varas » Yerbas medicinales / Lunes 06 de Noviembre del año 2006 / 16:40 Horas.


venta de misotrol, mi ip es 181.72.125.33 sellado en santiago y regiones +
Venta de misotrol, mi IP: 181.72.125.33 cytotec sellado en santiago y regiones telefono +
recetas clinicas
por cuatro recetas
sentís * elvenir*sibutramina*obexol* finapet etc
Whatsapp +
venta de pastillas abortivas selladas en santiago y regiones
Venta de misotrol, mi IP: 181.72.127.95 cytotec confiable y seguro
vendo aradix mg
Aradix mg mil
viagra bioequivalente promociones
Sildenafilo, potenciadores, viagra
viagra bioequivalente
Sildenafilo, potenciadores
vendo pastillas zopiclona
Vendo omeprazol clonazepam mg
ativan, ritalin, oxycontin, roxycodone, alprazolam, dilaudid
Mdma
vendo clonazepam por termino tratamiento
wsp
curso de hidroponÍa comercial para emprendedores
Comience su propio negocio con poco capital
quinoa premium
Quinoa premium


Se ha visualizado 8773 veces

Servicios por categorias - Publicar Avisos gratis por internet


JaJa.cl No es lo que parece, es mucho más nfositegmail.com| Powered by Tecnologia Rie



0.0256509780884