500 grs. de sémola de cuscús medio fina, a medio preparar.
Sal
3 cucharadas de ghee o manteca clarificada.
1 paño de muselina o gasa.

1)Volcar la sémola de cuscús sobre una asadera grande, cubrir con agua fría y pasar de inmediato a un colador de trama fina. Revolver la sémola con un tenedor, dejar reposar unos 15 minutos y dejar hinchar. Volver a volcar la sémola sobre la asadera y separar bien durante 5-6 minutos. Para ello, tomar una porción de sémola entre las manos y friccionar encima de la asadera para que se deshagan los grumos y la sémola caiga suelta sobre la asadera.
2)En la parte inferior de un aparto para preparar cuscús o en una olla con colador incorporado ( o que permite colocarle un colador encima), incorporar 1 ½ - 2 litros de agua con una cucharada de sal ( o los ingredientes indicados en la receta correspondiente), hervir, después bajar a fuego mediano. Revestir el colador con un paño de muselina o gasa fina. Distribuir la mitad de la sémola encima sin presionarla. Cuando comience a pasar el vapor por la sémola que ya se ha colocado en el colador, distribuir la sémola restante encima. Cocinar la sémola al vapor con la olla destapada unos 30 minutos.
3)Volver a colocar la sémola sobre la asadera, separar con un tenedor. Rociar con 100 ml de agua fría, mezclada con ½ cucharadita de sal y volver a friccionar entre las manos. Primero distribuir 1 ½ cucharada de ghee o manteca clarificada sobre la sémola y mezclar bien. Después volver a colocar la sémola dentro del colador revestido con un paño de muselina sobre el agua hirviendo.